13 de Julio de 2005
La etapa hasta San Román de Retorta era en principio más liviana que todas las anteriores, pero como todo puede ir a peor en el camino(ya lo dijo Murphy), vino uno de los momentos apoteósicos de Juanvi.

De Camino de Santiago

Tras ir toda la jornada por delante de Guti con Muri destacado, paró a beber agua juntándose con Guti. Posteriormente y ya con un sol ardiente se dejó caer unos cuantos metros atrás. Al llegar a un desvío en el que se juntaban los caminos francés y primitivo y ver que uno iba a San Román y otro a Palas del Rei ( a bastante distancia de San Román, unos 18 km) y tener dudas de por donde había ido Guti le preguntó a un lugareño que por donde se había ido el chico de adelante(sólo estabamos nosotros haciendo el camino ese día) y dijo que se había ido dirección Palas del Rei. Esto le contrarió porque ibamos a San Román, pero al haber conchas señalando ese camino decidió seguir ese camino. Gran cagada; no te fíes nunca de los lugareños que veas que dudan más de un segundo en responder a alguna pregunta, te responderán algo aunque no lo sepan con tal de no decir que no tiene ni idea.
Tras aproximádamente 5 km de andar en diección Palas del Rei y no ver a nadie, estaba claro que no iba por el mismo camino que el resto por lo que decidió parar a un coche de la guarida forestal, un patrol, que casualmente pasaba por allí(gracias a Dios)y le preguntó en que dirección estaba San Román de Retorta. La cara del guardia forestal lo dijo todo y tras unos segundos de incredulidad por su parte respondio: “San Román te lo has pasado y está unos 5 km en dirección contraria a la que vas. Ahora era la cara de Juanvi la que expresaba total incredulidad, abatimiento y cansancio; No sabía si reir o llorar. Respiró hondo y le casi suplicó que le llevará de vuelta a San Román, para juntarse con Guti y Muri(que a estas alturas ya esperaban en un cementerio a Juanvi…). Si la respuesta hubiera sido no, habría tenido que desandar los 5 km y habría completado 10 km de más esa jornada, lo cual hubiera acabado con lo poco que quedaba de Juanvi, sus ampollas y su moral. Por suerte tras pensarselo unos segundos el guardia forestal se apiadó y lo llevó.

Cuando Juanvi apareció en San Román montado en el patrol con su gorrito, Guti y Muri no dando credito cayeron y rodaron de risa en el suelo del cementerio donde estaban sentados, afirmando que nada más ver el gorro desde los lejos sabían que Juanvi era el hombre que iba dentro del coche.

De Camino de Santiago

Tras beber agua en la casa de un matrimonio extremadamente mayor(ver foto) y parco en palabras Juanvi recibió más “buenas” noticias; En San Román solo se podía dormir en una escuela y Friol no estaba en la ruta del Camino Primitivo.San Román no era ni mucho menos lo que aparentaba en la guía. Solo había un hostal que había que esperar a que abriera el hijo del matrimonio. Matrimonio que le contaba la terrible historia de la muerte de su hija atropellada por un coche a Muri, Guti y las dos sobrinas de Aida mientras Juanvi estaba retornando a San Román.

De Camino de Santiago

A todo esto faltaban dos personas por llegar(Aida y su hija). Y era tremendamente extraño que no hubieran llegado, teniendo en cuenta que Juanvi ya había llegado haciendo 5 km de más andando y era para preocuparse que Eva y Aida no hubieran llegado. El descojone general llegó con la llamada de auxilio de estas a sus sobrinas en un estado de histeria al grito de ¡no veo conchas!.Ni siquiera sabíamos donde estaban, asi que descansamos durante largo rato esperando que el hostal abriera. No había nada más qun cementerio donde Juanvi dejó la ropa a secar. Cementerio que fue recorrido a modo de paseo turístico por la mayoria e incluso algun hereje tocó la camapana que alertó al dueño del bar tras la comida.Por lo visto cuando se tocaba la campana era para señalar algún peligro. ¿Adivináis quien tocó la campana?
Cuando por fin llegaron Bea y Aida(en coche y golpeando con el macuto en la cara a la conductora al salir) fuimos al hostal tras las risas de protocolo ante semejante llegada. Pero las sobrinas de Bea decidieron no esperar e irse a Friol, para ver si había albergue donde dormir aunque supusiera variar la ruta. Comimos un queso buenísimo en el bar que nos dió la vida. Entonces fue cuando nos enteramos que Friol no estaba en ningún Camino de Santiago y decidimos cambiar el destino.Tras muchas vacilaciones reservamos una casa rural, “Casa Concha Martínez”, en Ferreira que estaba en el camino primitivo con lo que completaríamos los 200 km por el camino primitivo. Pero para Bea había un problema;sus sobrinas ya estaban camino de Friol. Fue la última vez que las vimos en el camino porque se mosquearon con su tía y no volvieron. Tras una siesta increíble partimos a eso de las 19:00 hacia la casa rural que habíamos reservado en Ferreira a unos 7,5 km de San Román ya que no había albergue alguno por los pueblos cercanos.

De Camino de Santiago

De Camino de Santiago

Aquí ocurrió otra pequeña anécdota que dió para muchas risas.
Bea le comentó a Guti que unos árboles en el camino tenían unas ramas que parecían ser lo que en muchas zonas de España venden como Paloduz, y le pidió que cortara un trozo de rama del árbol. La probaron y como todos suponíamos, no era más que una simple rama de árbol sin más. La cara de asco de guti tras chupar una rama era todo un poema.

De Camino de Santiago

Esa noche descansamos como nunca. Todo estaba muy cuidado en la casa rural y la cena fue magnífica con tortilla, chuletas, queso, tarta de santiago, vino y demás manjares. Decidimos desayunar a las 7:00 y nos fuimos a la cama. No lo sabíamos pero la habíamos cagado otra vez…

De Camino de Santiago

PD: Otro día sin As

Anuncios