Ayer asistí a la Feria del Libro de Madrid 2011, cuyo resumen podéis ver en la siguiente entrada.

Pero he de comentar mi impresión sobre la industria del libro, y el suicidio de la susodicha.

Cuando año tras año asistimos  a la caída de ventas  de los libros, las editoriales siguen empeñadas en perpetuar un modelo de negocio que no tiene futuro.

Todos los errores cometidos por otras industrias como la del cine y la música se van repitiendo sistemáticamente en la del libro.

  • Rechazo al modelo de negocio electrónico
  • Resistencia a eliminar intermediarios
  • Precios altos sin valor añadido alguno por parte de esos intermediarios
  • Proceso de compra frustrante en las alternativas legales frente a las realizadas por los usuarios de manera desinteresada
  • IVA del 18% frente al reducido del 8% de los libros en papel. sobran las palabras, ¡vivan nuestros legisladores! ¡viva España y su cultura!
Se están pegando un tiro en el pie. Mientras en USA puedes entrar en una librería con tu lector de libros electrónico, sentarte y comprar via wifi un libro igual que comprarías uno de papel(con unas páginas gratuitas a modo de demo, la posibilidad de prestar el libro online etc …en España no hay ninguna web que funcione minimamente bien, y sea compatible con los lectores más exstendidos(Kindle y Nook).
Resultado: Amazon ya vende más ebooks que libros en papel... que alguien reflexione, por favor.
Yo soy propietario desde Agosto del 2010 de un Nook y os voy a relatar mis experiencias a la hora de comprar un ebook en España.
Primera frustración: Ingenuo de mí, me dirijí a la web de Libranda, supuesta respuesta a la necesidad de la compra de ebooks de manera sencilla.
No voy a extenderme demasiado, porque todo lo que viví en este sitio lo comentan en los siguientes enlaces de manera literal y fidedigna.
Un ebook incompatible con mi lector, una web que me redirije a otra web sin aportar valor añadido alguno, y un precio que nunca fue inferior al del libro en papel, son sus principales “ventajas”.
Y mi segunda experiencia “made in Spain” ha sido la Feria del libro de Madrid. En sus dos últimas ediciones 2010 y esta del 2011, que acaba de empezar.
En ambas he asistido cariacontecido a como se rechaza de plano cualquier tema relacionado con la venta de ebooks.
Ayer me dirijí a la feria con mi Nook y mi tarjeta de crédito, dispuesto a COMPRAR algunos libros electrónicos. Y todos mis temores se confirmaron.
Una de las ferias más importantes de España y donde se esperan vender libros suficientes como para levantar las cifras del sector, PROHIBE la participación de editoriales que sólo publican libros electrónicos. Un movimiento acertadísimo sin duda, sólo hay que ver las cifras de ventas de la feria en los últimos años…
Sólo he encontrado a una editorial que vendiera libros electrónicos en toda la feria, Bazinga! que dirían en The big Bang Theory. Merece la pena mencionarla solo por su osadía de vender ebooks ante la mirada desafiante del resto de la feria; Grupo Sirius, que permite comprar el libro mediante un pc que tienen en la caseta, y posteriormente lo puedes grabar en tu pendrive o enviar por correo electrónico.
Asi pues si me quiero comprar el último libro de Sir Terry Pratchett, tengo dos opciones:
  • Comprarlo en papel: Opción última, ya que no quiero seguir ocupando espacio vital de mi casa, y las ilustraciones de las ediciones españolas son poco menos que simbólicas, con lo que no tiene ningún valor añadido.
  • Buscar en Internet libros electrónicos realizados por los usuarios. Única opción cómoda a día de hoy y por la que pagaría sin duda alguna un precio justo.
Lo que no acabo de entender es como en España no se ven las ventajas de los libros electrónicos que pueden coexistir con el papel:
  • Para personas mayores, la posibilidad de aumentar el tamaño de letra es indispensable para una correcta lectura. Se están perdiendo ventas de este nicho, cada vez con más gente por el aumento de la edad media de  vida.
  • Para toda una generación donde me incluyo que quiere un servicio donde pueda leer lo que quiera por una cantidad de dinero justa y en el formato que desee, mucho más funcional en muchos casos. ¿Para cuando un Netflix de libros?
Otra vez más serán compañías ajenas al mundo editorial(¿alguien dijo iPad o Kindle?) se llevarán el gato al agua y desde España se perderá otra industria más.
En definitiva salí dispuesto a comprar libros de forma “legal” y acabo buscando en Internet como otro pirata malo.
Cada uno que saque sus conclusiones pero yo en USA compré ebooks y aquí no, y soy la misma persona.
Anuncios