Agustín Medina realizó una exposición sobre una disciplina que todo emprendedor debe conocer pero habitualmente infravalora en sus comienzos; el marketing.

Y en estos tiempos cambiantes con los medios online, muchas dudan surgen a la hora de realizar correctamente esta tarea.

Agustín, que se presento como un “dinosaurio”, nos habló de como convertir tu producto en marca, conseguir usuarios fieles que son los mejores vendedeores, conseguir experiencias para el usuario, distinción y presencia en medios.

Con ejemplos muy buenos,como la tienda de Abercrombie & Fitch o el “cubo” de Apple en New York, comentó como la marca está por encima del producto en la era moderna. Estas tiendas eran el ejemplo claro, de una tienda donde el último fin es vender, aunque parezca contradictorio. Crean una experiencia de usuario donde este es el centro de atención y los productos se venden en un rincón marginal de la tienda.

Esta visión comentó que cambió con la marca Virgin creada por Richard Brandson y a partir de ahí el producto pasó a un segundo plano, para ser la comunicación con el usuario lo primero.

Desde el punto de vista de un emprendedor que  quiera realizar un buen plan de marketing con los escasos recursos que se suele contar al prinicpio recomendó agencias pequeñas o freelances de publicidad, que se cuenta por miles y se reparten en cambio apenas un 15% del mercado de la publicidad, dominado por las grandes compañías que son miembros de la Asociación Española de Agencias de publicidad (AEAP).

Abordó temas como el social media, dejando claro que es una faceta del marketing aún por madurar, con casos aislados de éxito pero con menor beneficio todavía que algunos medios tradicionales como la TV, aunque para todo emprendedor es una vía más que bien planificada si puede tener resultados interesantes, aunque se cuenta más los fracasos todavía.

Frase claves de su intervención fueron para mí las siguientes:

  • No hay éxito sin riesgo.
  • Se aprende trabajando.
  • Hay que amoldarse a las circunstancias.
  • No entiendo una empresa en la que todos los socios tienen la misma participación y ganan lo mismo.
  • Hay que rodearse de gente más inteligente que uno mismo.
  • Una idea no es buena hasta que se pone en práctica.

Particularmente me parece que el marketing es una de las áreas en las que un emprendedor tiene más dudas de como afrontarlo ya desde el plan de negocio y se tiene a infravalorar, dejando todo en manos del social media, que no es una disciplina madura del marketing todavía.

Muy buena visión de un monstruo de la publicidad como Agustín, que nos abrió los ojos y el camino a seguir.

 

Anuncios