Salimos del hotel Hilton a las 8:00 de la mañana para coger nuestro coche alquilado (Hyundai Sonata) en dollar.com, justo en la acera de enfrente del hotel.
Nuestro siguiente destino era Santa Mónica. Existían dos rutas posibles; la más rápida por el interior del estado y la más lenta pero bonita y digna de admirar, la carretera de la costa.
Como buenos aventureros nos decidimos por la ruta de la costa (final de la ruta 66)y la verdad es que mereció la pena.
Salir de san Francisco fue fácil ya que el tráfico es bastante tranquilo y con el GPS no hubo problema para encontrar la salida.

La carretera era paralela a la playa por lo que fuimos con la boca abierta durante todo el trayecto admirando lo salvaje y natural de la misma.

De San Francisco

Eso si esta ruta tiene tramos de muchas curvas lentas y cerradas donde se va muy despacio y es la razón de tardar unas 3 horas más que por la otra ruta.
La otra razón de tardar más es que no podrás evitar pararte en las numerosas zonas destinadas a contemplar panorámicas de toda la costa.

Tras unas 8 horas llegamos a Santa Mónica ya de noche y cenamos en La Salsa unos burritos bastante dignos. Era de los pocos sitios que abren más allá de las 22:00 (horario americano ya sabéis).
Nos dimos una vuelta por las calles más comerciales para llegar a la conclusión de que la calle tercera  (Third Promenade) es la calle comercial y principal por excelencia.
Las mejores tiendas se encuentran ubicadas allí y los mejores sitios para comer también.

Especial mención al “Yankie Doodles”, lugar que tiene com plato estrella la “Monster Burger”. Podría intentar describirla pero mejor dejo una foto.

De Santa Monica

Sólo comentar que la hamburguesa en cuestión la traían dos camareros; uno llevaba la bandeja con el plato y el otro agitaba unas bengalas y tocaba un silbato pidiendo paso.

El reto consistía en comerse la hamburguesa en menos de quince minutos y con un sólo vaso de soda. Nadie lo hizo en este tiempo claro.

Al día siguiente fuimos a ver Hollywood, visita corta y no tan interesante como parecia, por la mañana y por la tarde fuimos a  la playa de Santa Mónica en una zona cercana al muelle (donde comimos), lugar de ocio y restauración donde alucinamos con la playa, grande, con numerosas especies de aves, y bastante limpia. El agua y el clima eran templados siendo perfectos para tomar el sol y bañarse. Y además  se podía uno entretener con las numerosas olas.

De Los Angeles

De Santa Monica

El mito de las casetas de los vigilantes de playa es real e incluso están personalizadas por cada vigilante.
Por la tarde  nos fuimos a Beverly Hills (a los de mi generación les sonará de esa gran serie para adolescentes de los 90) e hicimos un recorrido por las principales calles de comercio y la ruta de las mansiones más lujosas en coche.

De Los Angeles

De Los Angeles

De Los Angeles

Después regresamos a Santa Mónica y nos dimos una vuelta por las tiendas y asistimos a numerosos espectáculos callejeros muy entretenidos.
Y ya por la noche nos tomamos una copa(nada que ver con los copazos de España…) en el Yankie Doodles mientras veíamos guapas camareras y cientos de pantallas con numerosos eventos deportivos.

Al día siguiente nuestro destino fueron  las playas de Malibú que son las mejores de toda la zona. Más limpias aún que en Santa Mónica y más naturales aún. Era un pequeño paraiso  con un tiempo perfecto.
Podríamos habernos quedado allí toda la vida. Muy recomendable la visita.

De Malibú

De Malibú

De Malibú

Por la tarde fuímos a visitar a una amiga (¡Eva no te olvidamos!) que está en un proyecto de investigación en la universidad de UCLA, en Los Ángeles.
La universidad es como una microciudad con todo lo necesario para vivir y estudiar. Tiene unas instalaciones impresionantes, donde cada alumno disfruta de un equipamiento y un espacio para trabajar de una manera envidiable. tenemos mucho que aprender en este tema. Un gran sitio para trabajar ¿verdad Eva?

De Los Angeles

De Los Angeles

De Los Angeles

El último día por la mañana fuimos a ver  Universal Studios, un parque de ocio con atracciones temáticas y un tour por los escenarios usados en las películas de la productora. Este tour si lo recomiendo encarecidamente ya que mezcla  ratos de espectáculo 3D(increible la zona de King Kong) con demostraciones de efectos especiales de películas como “Fast and Furious” que son impresionantes. Muy recomendable  el espectáculo de Waterworld.

De Los Angeles

De Los Angeles

De Los Angeles

También me gustó mucho la zona de los Simpsons, otra serie que ha crecido con gente de mi generación,  y cuyo mundo de Krusty fue muy entretenido también con una atracción en 3D casi tan imponente como la de King Kong en Unisersal Studios.

De Los Angeles

De Los Angeles

De Los Angeles
Por último reseñar que siguiendo el consejo de varias personas no visitamos el downtown de Los Ángeles puesto que si vas con el tiempo justo en el viaje, no merece la pena invertir tiempo en esa visita. 
 
Siguiente parada; El Cañón del Colorado (Grand Canyon)
Anuncios