11 de Julio de 2005
6:00 a.m. Juanvi se levanta. Sí, Juanvi es el primero en levantarse. Pero dura poco en pie. A los pocos segundos el frío invade todo su cuerpo y se vuelve a meter en el saco ante la incredulidad de Muri aún medio dormido.
A las 6:30 desayuno lamentable, fiel reflejo de nuestro ánimo y estado mental a base de barritas de “hero muesly”. A las 7:00 partimos camino de Cádavo Baleira.
Otra subida catalogada por Pili como suave. Resultado: subida mortal a Montouto que se hace eterna. Pili y cia salen más tarde que nosotros y a mediodía nos superan. Tras esto afrontamos una bajada que lejos de permitirnos descansar, nos carga más las piernas.
La maleza hace acto de presencia y atravesamos un camino poco claro y con cierto peligro cuesta abajo.

De Camino de Santiago

De Camino de Santiago

Poco antes de llegar a Montouto, unos perros atacan a Guti y Juanvi que se defienden con los bordones mientras Muri se descojona, con bolsas de embutido colgando de su mochila, paradójico.
Llegamos al hospital de Montouto( o lo que queda de él) y nos hacemos esta foto como prueba de nuestro paso.
Tras esto Juanvi vuelve a ser atacado por un perro de enormes dimensiones que por suerte estaba atado. Deben oler el miedo o el cansancio no lo tengo claro. Pero curioso es que justo antes Muri había pasado y el perro ni se había movido. En cambio fue pasar Juanvi y el perro se abalanzó sobre él, momento en el que Juanvi pegó un salto con mochila y todo.
Llegamos en compañía de Pili y cia a un bar y tomamos un aperitivo mientras una señora peculiar nos sirve una ración de chorizo y queso mientras se queja de que no nos aclaramos.
En una parada en el caminio Guti suelta una de sus frases míticas, que acabaría pagando: ¡Voy sobrado!
Paramos en Fontaneira a comer y ver la carrera de Fernando Alonso. Pero los últimos kilómetros se hacen muy duros por el sol. El albergue es de gran calidad pero al ser domingo la cena resulta pobre.
PD: En el bar vemos el primer As del camino que Guti acapara

Anuncios