Leo en elmundo.es que Microsoft se ha convertido en proveedor de la administración de Chile si concurso público previo, sin hacer la noticia pública hasta meses después y en definitiva en un total secretismo.
Evidentemente el pueblo chileno se ha declarado en rebeldía ante tal decisión y han montado una “smart bomb” para cambiar esta terrible decisión nada democrática(dejando a un lado la calidad del producto).
Espero que los chilenos finalmente sean escuchados y todo se haga a través de mecanismo más justos como un concurso público que todo el mundo pueda examinar.

Anuncios