Parece que en este país de ratas todavía queda gente decente sin duda. La SGAE palma una demanda como se comenta aquí

Anuncios